Nota informativa del Grupo Cultural "San Gil" sobre cortas en la masa forestal de "El Bosque" de Béjar.

A comienzos del próximo mes de Noviembre se iniciará una operación de corta en la masa forestal de "El Bosque" de Béjar, sobre cuyo alcance y objeto no ha podido obtenerse información fehaciente, por lo que no está claro si se trata de una simple limpieza o de la corta de casi diez mil árboles que tenía prevista el Ayuntamiento. Las indagaciones hechas al respecto por el Grupo Cultural "San Gil" han dado como resultado el silencio de los Servicios Territoriales de Patrimonio, mientras que desde Medio Ambiente, primero se ha venido negando la existencia de autorización para intervenciones en "El Bosque" y luego ha remitido un críptico mensaje que lo único que deja claro es que en cualquier caso autorizará las cortas.
Para complicar más las cosas, el Alcalde basa la intervención en una autorización de Patrimonio fechada en Enero de este año, que los Servicios de Medio Ambiente decían no tener, al tiempo que ofrece que un paisajista y experto en jardines históricos acompañase al equipo que realizará diversas tareas forestales en "El Bosque" el próximo mes de Noviembre. Consultado este ofrecimiento con la experta en Jardinería Histórica y profesora de la Escuela de Jardinería Castillo de Batres, Consuelo Martínez- Correcher, lo descalifica como inadecuado e insuficiente, al tiempo que reclama la elaboración de un informe general de intervención forestal que tome en consideración el carácter histórico de la villa de recreo de los Duques de Béjar.
Las intervenciones forestales desde que "El Bosque" pasó a propiedad pública han puesto de manifiesto una falta total de asesoramiento y criterio, como el Grupo "San Gil" ha hecho público reiteradamente, y han tenido lugar mientras que el monumento sufre un agudo proceso de deterioro y sin que hasta el momento se haya acometido ninguna actuación de rehabilitación y puesta en valor.
Así, so pretexto de operaciones de saneamiento se han talado en los Prados numerosos árboles completamente sanos durante los tres últimos años. Por otra parte, el innecesario desmoche de los fresnos realizado este invierno, se ha hecho sin tomar en consideración los impactos visuales y el resultado es impropio de una villa de recreo. Finalmente, hace un par de meses se ha producido la tala de árboles y arbustos en una franja longitudinal de unos ocho metros de anchura, que divide el monte en dos partes inconexas, y resulta injustificada incluso desde el punto de vista del mantenimiento forestal. El que ahora un experto paisajista pueda "acompañar" a los equipos forestales que van a intervenir en los próximos días, no es garantía suficiente de que la operación sea respetuosa con la salvaguardia de una parte esencial de "El Bosque".
En relación con ello, el Grupo Cultural "San Gil" tomó el acuerdo de reclamar la realización de un informe específico por un paisajista experto en jardinería histórica, como paso previo a cualquier intervención de saneamiento- limpieza- clareo- tala que se proyecte acometer. Dicho informe debe servir de base para que los Servicios de Cultura puedan emitir una autorización fundada, no de puro trámite, como la Ley de Patrimonio exige para actuaciones en bienes protegidos. El Grupo "San Gil" transmitirá también a los Administraciones de Patrimonio de la Junta de Castilla y León y del Gobierno Central la necesidad de realizar este informe específico.

Béjar, Octubre de 2001