EL CONSEJO DE ASOCIACIONES DE PATRIMONIO CULTURAL
ANTE LAS ELECCIONES MUNICIPALES Y AUTONÓMICAS.

Nota sobre el Patrimonio Cultural en los Programas Electorales.

 El Patrimonio Cultural figura entre las primeras preocupaciones de los ciudadanos y suele generalmente ser tratado sin mucha atención por los partidos y coaliciones ante cada convocatoria electoral. Con independencia de las preocupaciones y promesas, la realidad cotidiana es terca y se constata una incontrolada destrucción de bienes declarados y no declarados, destrucción que tiene lugar no sólo por las actuaciones de los particulares sino también, y con bastante frecuencia, por las acciones y omisiones de diferentes administraciones públicas. Obras de infraestructura, programas de reforma urbana, falta de medios, supuestas rehabilitaciones de edificios y conjuntos singulares, son frecuentemente alegadas como justificaciones por diversos cargos electos cuando se enfrentan a denuncias por la destrucción del patrimonio cultural en sus diferentes formas.
 Los Grupos de Castilla y León y de Extremadura integrados en el Consejo de Asociaciones de Patrimonio Cultural (CPC), quieren llamar la atención sobre necesidad de insistir en la defensa del patrimonio no declarado en general, y de los cascos tradicionales en particular. Este patrimonio está siendo expoliado a diario, a pesar de la protección que le otorgan la Ley de Patrimonio Histórico Español, las leyes correspondientes de las Comunidades Autónomas y diversas directivas del Consejo de Europa. En la defensa del patrimonio cultural siempre debe hacerse valer la preeminencia del derecho de la sociedad en su conjunto frente a los derechos particulares de promotores y constructores, por ejemplo, de manera que aquel no sea la víctima, como ocurre en numerosas operaciones especulativas del sector inmobiliario.
 Se insta a la ciudadanía para que realice un ejercicio de crítica de las promesas de los diferentes partidos relativas al patrimonio cultural, para valorar lo que de verdad contienen de mejora de nuestra herencia colectiva. Por lo que se refiere a las propuestas de los partidos que han gobernado en las diferentes administraciones desde las elecciones anteriores, ciudadanos y asociaciones deben analizar en qué medida se han ejecutado aquellos compromisos y hasta qué punto los programas actuales no tratan de presentar como promesas de futuro los incumplimientos del período que ahora termina.
 Los miembros del CPC hacen un llamamiento a partidos, agrupaciones y ciudadanos para que en el período electoral promuevan el debate sobre el estado actual del patrimonio cultural y sobre las alternativas para su disfrute y apreciación social. Reivindican de las diferentes candidaturas su compromiso personal en el reconocimiento efectivo del derecho de ciudadanos y asociaciones a intervenir activamente en la promoción y gestión del patrimonio, establecido en la Carta de Cracovia y en Tratados Internacionales, y en diferentes acuerdos del Consejo de Europa y de las Conferencias de Ministros Europeos de Patrimonio Cultural. En este sentido, las asociaciones y federaciones integradas en el CPC han acordado realizar en los meses próximos reuniones informativas, debates en los medios, actos públicos y otras actividades sobre el patrimonio cultural, con el fin de que este importante asunto encuentre en agendas y programas electorales el lugar que merece.
 El CPC recuerda que sólo desde una actitud exigencia responsable de la sociedad civil, se podrá conseguir de las administraciones públicas que nuestro patrimonio común sea adecuadamente protegido y se avance en el camino de su conservación, ampliación y puesta en valor.

Piedrahíta, Enero de 2003.